Córdoba FQ





TRATAMIENTO

El tratamiento de base está enfocado a una buena nutrición y prevenir infecciones respiratorias.
La alimentación debe ser hipercalórica e hipersódica (mucha grasa y sal), y en la mayoría de los casos debe ir acompañado de enzimas pancreáticas (medicamento que los pacientes toman cada vez que comen para poder absorber mejor los alimentos).
Para la prevención de infecciones respiratorias se usan medicamentos orales y/o nebulizados, terapia respiratoria y actividad física.
Los tratamientos diarios insumen tiempo que en etapas pueden dificultar la actividad escolar normal y trabajo de jornada completa en edad adulta.







Los pilares para una buena calidad de vida incluyen,
el tratamiento periódico, una buena nutrición y el ejercicio físico habitual.







Es importante la adherencia al tratamiento desde corta edad, es bueno estimular juegos aérobicos (saltarines, peloteros, etc.), e ir estimulando la realización de actividades deportivas a medida que crece.
El verdadero desafío es encontrar para cada niño/adulto esa actividad que le guste, le permita socializar y sirva para la adherencia al tratamiento físico. Para aquellos que no se inclinan para los deportes, por ejemplo, han encontrado en la equinoterapia (terapia cabalgando caballos) una manera de adherencia.

Cada paciente es único, recuerda siempre consultar a tu médico antes de comenzar una actividad física (por más moderada que sea).